Cómo solucionar el problema de las aplicaciones que no responden en Windows

Cómo solucionar el problema de las aplicaciones que no responden en Windows

¡Hola a todos los usuarios de Windows! Hoy quiero hablarles sobre uno de los problemas más frustrantes que podemos encontrar en nuestro sistema operativo favorito: las aplicaciones que no responden. Seguramente a más de uno de nosotros nos ha pasado que queremos abrir una aplicación y esta simplemente no responde, se queda congelada y no hay manera de usarla. A veces, incluso, el problema se extiende al resto del sistema y todo se vuelve más lento y tedioso. ¡Pero no se preocupen! En este tutorial les enseñaré cómo solucionar este problema de manera fácil y rápida. ¡Sigan leyendo para conocer todos los detalles!

Solución práctica para solucionar el problema de Windows 10 que arranca pero no responde.

Si te encuentras con el problema de que Windows 10 arranca pero no responde, puede ser una experiencia frustrante. Afortunadamente, hay algunas soluciones prácticas que puedes probar para resolver este problema.

Paso 1: Reiniciar el sistema

Lo primero que debes intentar es reiniciar el sistema. A veces, esto es suficiente para solucionar el problema.

Paso 2: Finalizar las aplicaciones que no responden

Si el reinicio del sistema no funciona, entonces debes comprobar si hay alguna aplicación que no responde y finalizarla. Para hacerlo:

  • Pulsa las teclas Ctrl + Shift + Esc para abrir el Administrador de tareas.
  • Busca las aplicaciones que se estén ejecutando y que no responden.
  • Selecciona la aplicación y haz clic en «Finalizar tarea».
  • Repite este proceso para cualquier otra aplicación que no responda.

Paso 3: Desinstalar aplicaciones problemáticas

Si el problema persiste, entonces debes considerar desinstalar algunas aplicaciones que podrían estar causando problemas. Para hacerlo:

  • Pulsa las teclas Windows + I para abrir la Configuración de Windows.
  • Haz clic en «Aplicaciones».
  • Busca la aplicación problemática y haz clic en ella.
  • Haz clic en «Desinstalar».
  • Sigue las instrucciones en pantalla para desinstalar la aplicación.

Paso 4: Actualizar Windows

Si el problema todavía persiste, es posible que necesites actualizar Windows. Para hacerlo:

  • Pulsa las teclas Windows + I para abrir la Configuración de Windows.
  • Haz clic en «Actualización y seguridad».
  • Haz clic en «Buscar actualizaciones».
  • Si hay actualizaciones disponibles, haz clic en «Descargar e instalar».
  • Sigue las instrucciones en pantalla para instalar las actualizaciones.

Con estos pasos, deberías ser capaz de solucionar el problema de Windows 10 que arranca pero no responde. Si el problema todavía persiste, entonces podría ser necesario buscar ayuda adicional.

Cómo recuperar un programa que ha dejado de responder en Windows

Cómo solucionar el problema de las aplicaciones que no responden en Windows

Si alguna vez has usado una aplicación en Windows y de repente se ha quedado bloqueada sin responder, sabes lo frustrante que puede ser. La buena noticia es que hay varias formas de solucionar este problema y recuperar la aplicación sin tener que reiniciar el sistema.

Paso 1: Espera unos minutos
A veces, una aplicación puede tardar un poco en responder debido a cargas de trabajo pesadas. Si no estás seguro de si la aplicación se ha bloqueado, espera unos minutos antes de intentar cerrarla o reiniciar el sistema.

Paso 2: Usa el Administrador de tareas
Si la aplicación sigue sin responder después de unos minutos, es hora de utilizar el Administrador de tareas. Para abrirlo, puedes presionar las teclas Control + Shift + Escape o hacer clic derecho en la barra de tareas y seleccionar «Administrador de tareas». Una vez abierto, busca la aplicación en la pestaña «Procesos» y haz clic derecho sobre ella. Selecciona «Finalizar tarea» y espera a que la aplicación se cierre.

Paso 3: Reinicia la aplicación
Si la aplicación todavía no responde después de cerrarla con el Administrador de tareas, intenta reiniciarla. Busca el acceso directo en el escritorio o en el menú Inicio y haz clic derecho sobre él. Selecciona «Propiedades» y luego «Ubicación». Copia la ubicación del archivo ejecutable en el Portapapeles. Abre el Explorador de archivos y pega la ubicación en la barra de direcciones. Busca el archivo ejecutable de la aplicación y haz doble clic sobre él para reiniciar la aplicación.

Paso 4: Reinicia el sistema
Si la aplicación todavía no responde después de intentar todos los pasos anteriores, es posible que tengas que reiniciar el sistema. Para hacerlo, haz clic en el menú Inicio y selecciona «Reiniciar». Espera a que el sistema se reinicie y vuelva a intentar abrir la aplicación.

Estos son los pasos básicos para solucionar el problema de las aplicaciones que no responden en Windows. Si el problema persiste, es posible que debas buscar ayuda adicional en línea o ponerse en contacto con el soporte técnico.

(Cuantas veces leyeron esto 34 veces)